Impugnación de testamento por demencia del fallecido.

Impugnación de testamento otorgado en Sevilla en 1993, en el cual deja heredero suyo a todos sus hijos por igual, pero a uno de sus hijos lo mejora otorgándole un legado sobre unas participaciones sociales.

En abril 2018 modifica este testamento a instancia de los hijos no beneficiados por el legado, un mes mas tarde, vuelve a modificarlo, esta vez a instancia del hijo beneficiado por el legado, y pocos días después vuelve a modificarlo a instancia de los otros hermanos.

En este último testamento elimina el legado a favor de su hijo y además le deja solo la legitima de su herencia, y a los demás hermanos el resto de los bienes por partes iguales entre todos.

Al fallecimiento del testador y al tener conocimiento el hijo desfavorecido por el  testamento, decide impugnar judicialmente la validez del mismo, puesto que su padre en el momento de otorgar este último testamento estaba afectado por una demencia que afectaba a su capacidad intelectual y volitiva.